10 cosas sobre la lactancia materna que todos deberíamos saber

“La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los bebés los nutrientes que necesitan para su crecimiento y desarrollo saludable”, tal y como señala la OMS (Organización Mundial de la Salud).  

Para responder a esta necesidad, resolvemos las diez preguntas más recurrentes. 

1.- Protección frente a enfermedades.  

La lactancia materna contiene inmunoglobulinas que protegen al bebé de infecciones como gastroenteritis, otitis o meningitis, alergias alimentarias y enfermedades respiratorias. Además, los niños tendrán menos riesgo de padecer obesidad infantil o diabetes tipo dos en el futuro.  

2.- Favorece el desarrollo cognitivo.  

Diversos estudios han demostrado que los bebés que se alimentan con lactancia materna obtienen mejores resultados en las pruebas de cociente intelectual.  

3.- Reduce el riesgo de depresión postparto.  

La lactancia hace que la madre tenga un contacto inmediato con el bebé tras el parto, lo cual refuerza la relación entre ambos y hace que nos sintamos más satisfechas y unidas a él.  

4.- Disminuye el riesgo de enfermedades para la madre.  

Los bebés no son los únicos que se benefician de la lactancia. Para nosotras se reduce el riesgo de padecer cáncer de mama o de ovarios y otras enfermedades como la osteoporosis.  

5.- Duración de la lactancia. 

La OMS recomienda la lactancia exclusiva durante los seis primeros meses de vida y, a partir de este momento, se introduce la alimentación complementaria que NO es sustitutiva. Terminar con el amamantamiento es decisión de la mamá y el bebé.  

6.- Postura correcta.  

La postura asegura una buena alimentación y una experiencia satisfactoria para la madre, ya que vamos a pasar mucho tiempo con el bebé en brazos. 

La boca del bebé debe estar alineada con el pezón y tener una apertura adecuada de la boca. Cada bebé tiene una boca y cada madre tiene una aureola, por lo que solo hay que comprobar que hay un buen agarre cuando los labios están evertidos y no hay molestias en el agarre del bebé. 

Además, el cuerpo del niño debe estar en posición ventral, es decir, barriga con barriga. 

7.- Frecuencia de las tomas.  

No hay un horario para alimentar al bebé, es él quien decide. Los recién nacidos tienen una valiosa capacidad de autorregulación y un estomago pequeño que hay que estar continuamente llenando, ya que la leche materna es altamente biodisponible, es decir, que se absorbe pronto. Por esta razón, los bebés están continuamente demandando estar en el pecho: tardan mucho en llenar un estómago que se vacía pronto. 

8.- Lactancia nocturna 

Los bebés tienen sueños cortos diseñados para su supervivencia, ya que tienen un estómago pequeño que tienen que llenar frecuentemente y, además, necesitan sentirse protegidos por su figura de apego.  

Nuestro cuerpo, diseñado para cuidar de nuestra criatura, sabe que la glándula mamaria necesita seguir trabajando de noche. Por tanto, las tomas nocturnas no se deben suprimir ni sustituir. 

9.- Nutrición de la madre.  

Como en todos los procesos de la vida, es importante que mantengamos una dieta equilibrada. Aunque tras el parto no hay restricciones similares a las de la gestación, una mujer lactante tiene que estar bien nutrida con una suplementación que tiene que seguir hasta los seis meses mínimo. Son fundamentales el yodo, la vitamina D y los ácidos grasos omega-3.   

Además, es aconsejable aumentar la densidad nutricional de los platos con técnicas de cocción como el vapor. También podemos tomar alimentos ricos en proteínas como legumbres, pescado o huevo, y grasas saludables como frutos secos, aguacate o aceite de oliva virgen extra. 

10.- Amamantar no es doloroso.  

No hay que normalizar nunca el dolor en el pecho, las grietas o las tomas difíciles de tu bebé. Si sufres alguno de estos problemas con la lactancia materna o si crees que tu hijo no se está alimentando correctamente, contacta con nosotros.   

¿Alguna duda? Cuenta siempre con Comat.


Compartir

Obstrucción mamaria y mastitis: ¿qué son y cómo tratarlas?

OBSTRUCCIÓN MAMARIA 

Se trata de la obstrucción de algún conducto galactóforo causada por alteraciones de bacterias con capacidad de hacer biofilms. Esto significa que al proliferar las bacterias se adhieren a las paredes de los conductos junto con moléculas de calcio y los acaban taponando. 

¿Qué se siente? 

Una obstrucción se siente como un bulto duro y doloroso en algún cuadrante de una mama. La zona más habitual donde suele ocurrir es en el cuadrante superior que toca a la axila. Puede acompañarse de febrícula y malestar, pero si el bulto no está caliente ni rojo y no hay fiebre mayor de 38,5ºC no se considera mastitis, ya que la disbiosis bacteriana implicada es leve y se puede tratar fácilmente. 

¿Qué hacer? 

  • NO aplicar calor local: está demostrado que dispara el crecimiento bacteriano y puede por lo tanto empeorar el cuadro. 
  • Durante la lactancia, colocar al niño de manera que la barbilla quede justo encima, o por lo menos en dirección a la obstrucción. Esto se hace porque la zona de pecho que queda mejor drenada es la que queda situada bajo la barbilla del bebé. Por ejemplo, si la obstrucción es en el cuadrante superior externo del pecho (tocando a la axila), la posición será en rugby (el niño por debajo del brazo, sus pies salen por detrás de la espalda y su cabeza descansa sobre tu mano). 
  • Si te queda una mano libre, masajea la zona en redondo y hacia el pezón mientras el niño mama. 
  • Si así te lo indican, puedes probar con un tratamiento de probióticos específicos para la lactancia.  

 

MASTITIS 

Tipos de mastitis 

Actualmente resulta algo confuso hablar de mastitis, ya que se trata de una expresión genérica (literalmente significa “inflamación de la mama”) que profesionales e investigadores usan para referirse a patologías causadas por distintos tipos de cepas bacterianas y con distinta sintomatología. 

Tradicionalmente, la mastitis se ha usado para referirse a un tipo concreto de infección, la causada por S. Aureus, que tiene una sintomatología muy concreta. Hoy en día, en gran parte de la bibliografía seguimos viendo que cuando se habla de mastitis se hace referencia exclusivamente a este tipo concreto de patología. 

Otros investigadores han propuesto nuevas clasificaciones de mastitis en función del agente etiológico que produce la infección, aunque no todos usan esta clasificación: 

TIPO DE MASTITIS  AGENTES ETIOLÓGICOS  SINTOMATOLOGÍA 
Agudas  S. Aureus  Enrojecimiento y dolor. 

Aumento del tamaño de las mamas.  

Endurecimiento por zonas. 

Disminución de la secreción de leche.  

Síntomas de la gripe (fiebre, dolor muscular, temblores, malestar general…)  

Abscesos 

Subagudas  S. Epidermidis 

Str. Mitis 

Str. Salivarius 

Rothia spp. 

Corynebacterium spp.  

Pinchazos, calambres y sensación de quemazón en el pecho.  

Endurecimiento por zonas.  

Disminución de la secreción de leche. 

Granulomatosas  Coryn. Kroppenstedtii 

Otras corynebacterias 

Masas inflamatorias dolorosas. 

Consistencia firme.  

Inflamación cutánea (ocasionalmente).  

Puede provocar úlceras, abscesos, fístulas y supuraciones crónicas.  

Deformación del pecho.  

Subclínicas  S. Epidermidis 

Str. Mitis 

Str. Salivarius 

Rothia spp.  

Ausencia de dolor. 

Síntomas similares a mastitis subaguda. 

En este artículo nos referiremos exclusivamente a las llamadas “mastitis tradicionales”, “mastitis agudas” o simplemente “mastitis”, cuyo agente etiológico es el S. Aureus. 

¿Qué se siente? 

Si la madre tiene temblores, fiebre más alta de 38,5ºC (menos no se considera mastitis), malestar importante, sensación de debilidad, y una zona de un pecho dura y redondeada, muy caliente y roja, estaría sufriendo una mastitis o mastitis aguda. Es importante recalcar que provoca astenia y decaimiento, por lo que en ocasiones la madre no se siente capaz ni de sostener a su bebé en brazos. 

¿Qué la provoca? 

Se suele decir que la mastitis es una obstrucción que se ha infectado, aunque es más exacto describirlo como una proliferación de S. Aureus que se ha multiplicado hasta niveles que se consideran “infecciosos” desplazando al resto de la flora bacteriana. Normalmente ocurre en un solo pecho y en un solo cuadrante. 

La leche humana contiene muchos tipos de bacterias conviviendo en armonía que forman parte de la inmunidad de la leche. En determinadas situaciones es posible que algunas cepas crezcan de manera excesiva y hagan desaparecer al resto, causando una disbiosis bacteriana grave. 

Este principio es el mismo para todos los tipos de mastitis. Si quieres saber qué ocurre en el caso de mastitis subagudas (según la clasificación de la tabla anterior) puedes consultar nuestro informe sobre dolor de pezones causado por una infección. 

A diferencia de lo que ocurre con otras especies de bacterias, el S. Aureus no suele estar presente en la glándula mamaria en condiciones fisiológicas. Sin embargo, muchas personas son portadoras de forma sintomática o asintomática y pueden colonizar la glándula mamaria durante la lactancia. 

¿Qué hacer? 

El primer paso es consultar con la comadrona o con el médico, que recomendarán antiinflamatorios/antipiréticos para bajar la fiebre y la inflamación, descanso en cama y, sobre todo, drenar ese pecho lo máximo posible. También es posible que pauten probióticos específicos para la lactancia materna. 

Si no hay mejoría en un plazo de 24 o 48h el médico recetará un antibiótico compatible con la lactancia. Es importante seguir el tratamiento hasta el final aunque los síntomas desaparezcan en pocas horas, ya que una mastitis mal curada puede acabar en un absceso. 

A pesar de ser una infección, la leche no le hace ningún daño al bebé. Es muy importante seguir dando de mamar del pecho afectado, pues dejar de amamantar podría facilitar que se desarrollara un absceso. La retención de leche dispara la fiebre, por lo que hay que mantener el pecho blando. Puede ser de ayuda un sacaleches si después de amamantar el pecho todavía está duro, aunque no siempre es fácil extraerse leche con mastitis. 

Cuando hay una mastitis la leche se vuelve algo salada en el pecho afecto y algunos bebés lo rechazan. En estos casos es especialmente importante drenar con un sacaleches o de forma manual. 

Es necesario hacer reposo durante unos días, y para ello será necesario tener el apoyo de la familia. A menudo, detrás de una mastitis hay un fuerte agotamiento de la mamá, o quizás fuertes tensiones familiares. Tener una mastitis es una manera que tiene nuestro cuerpo de llamarnos la atención y de hacer que miremos un poquito por nosotras. 

 

ABSCESO MAMARIO 

En un pequeño porcentaje de casos de mastitis, el tejido mamario reacciona tratando de aislar a las bacterias causantes de la mastitis en una cápsula de tejido conjuntivo, lo que conduce a la formación de abscesos. Los principales agentes etiológicos de abscesos son prácticamente los mismos que los causantes de mastitis, siendo el S. Aureus la principal especie implicada. 

La mayoría de los abscesos mamarios tienen su origen en una mastitis infecciosa debido a un tratamiento tardío o inadecuado, a las características de la cepa bacteriana implicada o a la respuesta de la propia glándula mamaria.  

¿Qué se siente? 

La zona roja, caliente y dolorosa que había inicialmente en el pecho, se muestra ahora dura externamente, pero fluctuante a la palpación, con la piel muy roja, tensa y brillante. Es frecuente que ya no haya fiebre o solo febrícula y la madre se sienta algo mejor de estado general, pero el dolor es mayor. 

¿Qué hacer? 

La ecografía puede resultar útil en el diagnóstico y tratamiento del absceso mamario. Es posible puncionar con aguja guiada por ecografía y colocar un catéter de drenaje con buen resultado. Sin embargo, la actuación actual más frecuente es abrir y drenar en quirófano bajo anestesia general dejando un drenaje que se va retirando poco a poco y se mantiene durante varios días. 

En estos casos sigue siendo importante que el niño mame, ya si se retiene leche empeora el cuadro. Para que el proceso sea más fácil, puedes pedir que en la medida de lo posible la incisión esté lo más alejada posible del pezón y la areola. 


Compartir

Nuestro programa de bienvenida a la vida continúa en verano

Querida familia, en verano queremos seguir a vuestro lado con lo que nuestro programa de Bienvenida a la vida, lo que tradicionalmente se conocía como educación maternal y preparación al parto en Córdoba, continúa este verano online. Nuestra compañera Rosa Llamas, directora de Comat Matronas, impartirá cada miércoles las sesiones que comprende nuestro programa siempre en horario de 17.00 a 18.00 horas a través de nuestra cuenta de instagram Comat Matronas, y las sesiones permanecerán disponibles 24 horas para facilitar su visualización.

El programa formativo se estructura en cinco sesiones. La primera: La salud física, emocional y social de la mamá. Luego conversamos en dos sesiones acerca del parto; la cuarta sesión es sobre el puerperio. Y la quinta y última clase teórica la dedicamos a los cuidados del recién nacido.

Con la inscripción en el programa que se realiza desde la sección de educación maternal de nuestra página web comatmatronas.es, tenéis incluida además una sesión específica de pilates para el embarazo que impartimos en estrecha colaboración con el Studio de Pilates Mireya Irurzun, así como el acompañamiento a lo largo de todo el primer año de vida del bebé con nuestras sesiones de postparto y crianza consciente que impartimos los miércoles, de 11.00 a 12.00 online, y presenciales en la Unidad de la Mujer del Hospital San Juan de Dios de 12.00 a 13.00 horas. Asimismo, la inscripción en el programa incluye una vez ha nacido el bebé una sesión de introducción a la pedagogía Montessori y la Disciplina Positiva de la mano de nuestra compañera Carla Peña, fundadora de la escuela de formación earlychildfood.com.

¿Cómo podemos inscribirnos en el programa de Bienvenida a la vida de Comat Matronas? Con el volante de autorización que os facilite vuestra ginecóloga o ginecólogo en torno a la semana 20 de embarazo, y previamente autorizado por vuestra compañía médica, podéis rellenar el formulario de la pestaña educación maternal de nuestra web comatmatronas.es. Una vez hayáis rellenado el formulario, estamos a vuestra disposición en el correo electrónico comunicacion@comatmatronas.es tanto para concertar la cita para recoger la guía que acompaña el programa en formato papel de más de 80 páginas complementarias a la información teórica, así como reservar el recorrido por las instalaciones del hospital (paritorio, habitaciones) para que el gran día de darle la bienvenida a la vida a vuestro bebé, todo os resulte más familiar.

Gracias por confiar en nosotras. Para más información estamos a vuestra disposición en el correo electrónico comunicacion@comatmatronas.es así como en los perfiles de Facebook e Instagram de Comat Matronas ¡Gracias por leernos y hasta el próximo post!

 

 

 

 

 


Compartir

Consejos para la extracción y conservación de leche materna

La incorporación de la mamá al trabajo tras la baja maternal suele ser uno de los principales motivos para comenzar con la extracción de leche y crear nuestro banco de leche materna… Ahora ¿qué debemos tener en cuenta para continuar teniendo la producción suficiente para nutrir a nuestros pequeños?

Antes de comenzar, es importante que comprendamos que el reflejo de eyección de leche mejora con la liberación de la que llamamos la hormona del amor, nuestra amiga –la oxitocina–  que se libera más fácilmente con estímulos externos como puedan ser el llanto del bebé, su olor, observarle, y si estamos fuera de casa, por ejemplo con una fotografía de nuestro pequeño.

La prolactina y la producción de leche, sin embargo, son estimuladas por la succión y en este sentido, por supuesto siempre nos estimulará más la succión de nuestro bebé, que la extracción manual o con un sacaleches. No obstante, se puede conseguir una buena producción de leche y mantenerla en el tiempo si se extrae correctamente. Pasemos a analizar cómo hacerlo:

Una manera muy sencilla de extraer la leche, y que recomendamos en nuestras sesiones de postparto, es ponerte al bebé en un pecho mientras extraes la leche del otro. Saldrá muy fácilmente y apenas sin esfuerzo porque estamos estimulando las dos hormonas responsables de la lactancia materna.

Desde Comat Matronas recomendamos la extracción mecánica con un sacaleches eléctrico para mayor comodidad. Un buen sacaleches debe drenar el pecho y estimular la producción de leche materna, sin hacer daño, al tiempo que debe ser sencillo de utilizar y limpiar. En este sentido, nosotras confiamos en la marca Medela y para adquirirlo, podéis hacerlo a través de la web de nuestras compañeras de tusmatronasshop.com en este enlace, y con el código TUPRIMERACOMPRA tenéis un 5% de descuento.

 

Una vez extraída la leche materna, ésta debe ser refrigerada. Cuanto más refrigerada esté la leche y menos cambios de temperatura sufra, muchísimo mejor. Si la extracción se realiza en el lugar de trabajo de la mamá, es necesario disponer de una neverita para transportarla. La leche deberá conservarse en un recipiente adecuado como puedan ser botecitos de cristal, un biberón, el propio colector del sacaleches o bolsas especiales destinadas a este fin.

Una vez lleguemos a casa, deberemos sacar la leche de la neverita para ponerla en el frigorífico y consumirla en los días posteriores o bien congelarla para conservarla más tiempo. Se puede conservar leche extraída de diferentes tomas del mismo día, siempre y cuando la llevemos a la misma temperatura en el frigorífico antes de mezclarla.

Si el transporte de leche materna debe hacerse hasta una guardería o centro escolar, deberemos proceder de la misma manera: con una neverita previamente enfriada hasta llegar al centro, y posteriormente sacarla y conservarla en el frigorífico hasta que se consuma. Si no se dispone de frigorífico en el centro, es recomendable que se mantenga en esa misma neverita hasta que se consuma.

¿Cómo conservar la leche materna?

La leche materna se puede conservar de muchas maneras, pero debemos tener en cuenta unas recomendaciones generales para todas ellas como son:

  • Antes de manipular la leche materna hay que lavarse bien las manos con jabón
  • Los recipientes de almacenamiento de leche materna deben estar bien limpios y aclarados
  • Congelar lo antes posible la leche materna si no va a usarse en los próximos tres días
  • Congelar la leche materna en pequeñas cantidades (50 o 100 ml) para darle al bebé sólo la que vaya a tomar inmediatamente
  • Siempre que sea posible se usará leche fresca (no congelada)
  • Es recomendable etiquetar los recipientes de leche congelada con la fecha
  • Debemos consumir siempre la leche más antigua
  • Una vez descongelada la leche hay que removerla bien porque puede haberse separado en dos fases (como también sucede en la leche refrigerada en nevera)

Ahora, ¿cómo debemos hacer para descongelar la leche materna? La recomendación es la de descongelar rápidamente una vez sacada del congelador. Si no se va a calentar rápidamente, es mejor mantener la cadena del frío de la leche hasta que se vaya a calentar. Se puede descongelar sumergiendo el bote de leche materna congelada en agua previamente calentada (pero no calentarla directamente al baño maría) y remover bien la leche después para que su temperatura sea uniforme. Nunca debe calentarse directamente en el fuego.

Si la leche se congela en un congelador capaz de llegar a temperaturas menores de -15 ºC (por ejemplo los frigoríficos de tipo combi) se puede almacenar hasta tres meses. Y si se congela en uno de tipo industrial que alcance menos de -19ºC, la conservación puede llegar hasta los seis meses.

En ocasiones la leche congelada puede oler mal... Este olor se debe a un cambio en la estructura de los lípidos por los ciclos de congelación y descongelación en el congelador y/o refrigerador. Algunos bebés rechazan esta leche por el cambio de sabor, pero generalmente la aceptan bien y tampoco es perjudicial para ellos. Esperamos que este artículo os resulte de gran ayuda y para más información estamos a vuestra entera disposición en nuestras sesiones de postparto a través de Instagram los miércoles de 11.00 a 12.00 horas, y de manera presencial en la Unidad de la Mujer del Hospital San Juan de Dios de Córdoba ¡Gracias por elegirnos!


Compartir

Sesiones postparto Comat Matronas

Reanudamos las sesiones de postparto presenciales

Queridas familias, desde Comat Matronas queremos informaros de que retomamos nuestras sesiones presenciales de postparto a partir del miércoles 17 de junio de 2020, de 12.00 a 13.00 horas, en la Unidad de la Mujer del Hospital San Juan de Dios de Córdoba.

En horario de 11.00 a 12.00 y como venimos haciendo a lo largo de los últimos cuatro meses, continuaremos celebrando las sesiones en directo a través del perfil de Instagram de Comat Matronas, que podéis seguir aquí.

La reanudación de las sesiones presenciales coordinadas por Comat Matronas se hace en las máximas condiciones de seguridad y salud para nuestras familias y pacientes. Vuestra seguridad, tranquilidad y bienestar, son nuestra máxima prioridad, y con el objetivo de brindaros la mejor atención, en la Unidad de la Mujer del Hospital San Juan de Dios de Córdoba continuamos con la aplicación de un riguroso protocolo de higiene y desinfección. En este sentido, desde Comat Matronas hemos dotado a nuestras instalaciones de un generador de ozono para eliminar todo tipo de virus y bacterias. Y es que queremos que os sintáis como en casa.

¿En qué consisten nuestras sesiones de postparto?

El puerperio es el periodo que transitamos desde el nacimiento de nuestro bebé y hasta los dos años de vida. Sin embargo, la cuarentena, es el tiempo cronológico que se estipula para la recuperación física de la mamá; pero ese tiempo psicológicamente no significa ni un comienzo, ni un final de nada.

Atravesar un parto es prepararse para la erupción de un volcán interno; esa experiencia varía tantísimo de una mujer a otra que puede requerir de preparación emocional, apoyo, acompañamiento, amor, comprensión y coraje por parte de la mujer.

A lo largo del embarazo, hemos soñado con ver a diario a nuestro hijo, tocarle, acariciarle, besarle…. Y eso es exactamente lo que necesita. Y nosotras, también, aunque rara vez se hable de ello. Empieza ahora lo que los profesionales hemos denominado exterogestación o gestación extrauterina, un periodo en la vida de nuestro hijo en la que precisa exactamente los mismos cuidados que hasta ahora le habíamos brindado a través de nuestro cuerpo, cuando todavía éramos uno.

Nuestro hijo necesita el calor de nuestros brazos y nosotras, el de su piel, para compensar -ambos- la sensación de vacío que acabamos de experimentar, física, y a menudo, también emocional.

Con nuestros hijos nace y/o crece una familia. Sabemos que de camino a casa hay alegría y celebración, pero también preocupación y a veces miedo e incertidumbre ¡Estamos ante el mayor reto que afrontaremos jamás! Os recomendamos dejar a un lado las expectativas y experiencias ajenas y permitir que el vínculo se forme en su tiempo y manera.

Querida mamá, querido papá, siembra la compasión y practica un diálogo honesto contigo, con tu pequeño que acaba de nacer, y con la persona que comparte vuestra vida. El bebé viene para unirnos. Hay que disfrutar de este viaje juntos. Y en esos momentos en los que el día se vuelva noche, la calma y la empatía serán vuestros mejores aliados.

Nosotras estaremos a vuestra entera disposición a lo largo de todo el primer año de vida del bebé en nuestras sesiones de postparto con Rosa Llamas, directora de Comat Matronas, cada miércoles de 12.00 a 13.00 horas, en la Unidad de la Mujer del Hospital San Juan de Dios de Córdoba.

Un espacio en el que compartir la experiencia de ser mamá y convertirnos en familia, hablar con profesionales que vamos a estar a vuestro lado para lo que necesitéis, y por supuesto intercambiar emociones y sentimientos con otras personas que están viviendo lo mismo que vosotras.

Son sesiones completamente gratuitas para todas aquellas familias que han escogido dar a luz en el Hospital San Juan de Dios de Córdoba y que Comat Matronas pone a vuestra entera disposición con el objetivo de acompañaros. Desde dudas acerca de la lactancia, hasta el sueño, el cólico del lactante, la recuperación del suelo pélvico, la primera dentición, porteo, el inicio de la alimentación complementaria…

Nuestra experiencia nos ha llevado a concluir que una mujer puérpera, no debería permanecer mucho tiempo en soledad. Precisa atención, compañía y disponibilidad. Y es que tras dar a luz, necesitamos sentirnos escuchadas, apoyadas y comprendidas por personas que no interfieran ni hagan uso de su autoridad. Que estén presentes sin juicios ni intromisiones. Y es desde ahí desde donde procuramos acompañaros en Comat Matronas, con un equipo multidisciplinar de trabajo cuya premisa es el respeto -siempre- hacia cada familia, decisión, y proceso ¡Gracias por elegirnos!

 


Compartir

¿En qué consisten las sesiones de postparto de Comat Matronas?

El puerperio es el periodo que transitamos desde el nacimiento de nuestro bebé y hasta los dos años de vida. Sin embargo, la cuarentena, es el tiempo cronológico que se estipula para la recuperación física de la mamá; pero ese tiempo psicológicamente no significa ni un comienzo, ni un final de nada.


Atravesar un parto es prepararse para la erupción de un volcán interno; esa experiencia varía tantísimo de una mujer a otra que puede requerir de preparación emocional, apoyo, acompañamiento, amor, comprensión y coraje por parte de la mujer.



A lo largo del embarazo, hemos soñado con ver a diario a nuestro hijo, tocarle, acariciarle, besarle.... Y eso es exactamente lo que necesita. Y nosotras, también, aunque rara vez se hable de ello. Empieza ahora lo que los profesionales hemos denominado exterogestación o gestación extrauterina, un periodo en la vida de nuestro hijo en la que precisa exactamente los mismos cuidados que hasta ahora le habíamos brindado a través de nuestro cuerpo, cuando todavía éramos uno.


Nuestro hijo necesita el calor de nuestros brazos y nosotras, el de su piel, para compensar -ambos- la sensación de vacío que acabamos de experimentar, física, y a menudo, también emocional.



Con nuestros hijos nace y/o crece una familia. Sabemos que de camino a casa hay alegría y celebración, pero también preocupación y a veces miedo e incertidumbre ¡Estamos ante el mayor reto que afrontaremos jamás! Os recomendamos dejar a un lado las expectativas y experiencias ajenas y permitir que el vínculo se forme en su tiempo y manera.


Querida mamá, querido papá, siembra la compasión y practica un diálogo honesto contigo, con tu pequeño que acaba de nacer, y con la persona que comparte vuestra vida. El bebé viene para unirnos. Hay que disfrutar de este viaje juntos. Y en esos momentos en los que el día se vuelva noche, la calma y la empatía serán vuestros mejores aliados.


Nosotras estaremos a vuestra entera disposición a lo largo de todo el primer año de vida del bebé en nuestras sesiones de postparto con Rosa Llamas, directora de Comat Matronas, cada miércoles de 11.00 a 13.00 horas, en la Unidad de la Mujer del Hospital San Juan de Dios de Córdoba.


Un espacio en el que compartir la experiencia de ser mamá y convertirnos en familia, hablar con profesionales que vamos a estar a vuestro lado para lo que necesitéis, y por supuesto intercambiar emociones y sentimientos con otras personas que están viviendo lo mismo que vosotras.



Son sesiones completamente gratuitas para todas aquellas familias que han escogido dar a luz en el Hospital San Juan de Dios de Córdoba y que Comat Matronas pone a vuestra entera disposición con el objetivo de acompañaros. Desde dudas acerca de la lactancia, hasta el sueño, el cólico del lactante, la recuperación del suelo pélvico, la primera dentición, porteo, el inicio de la alimentación complementaria...




Nuestra experiencia nos ha llevado a concluir que una mujer puérpera, no debería permanecer mucho tiempo en soledad. Precisa atención, compañía y disponibilidad. Y es que tras dar a luz, necesitamos sentirnos escuchadas, apoyadas y comprendidas por personas que no interfieran ni hagan uso de su autoridad. Que estén presentes sin juicios ni intromisiones. Y es desde ahí desde donde procuramos acompañaros en Comat Matronas, con un equipo multidisciplinar de trabajo cuya premisa es el respeto -siempre- hacia cada familia, decisión, y proceso ¡Gracias por elegirnos!




Carla Peña. Directora de Comunicación de Comat Matronas. Fundadora de earlychildfood.com


Compartir

La lactancia materna puede reducir hasta en un 66% la probabilidad de sufrir cáncer de mama

El cáncer de mama es el tumor más frecuente entre las mujeres de todo el mundo y el tumor que mayor número de muertes produce. Cada año se registran más de 33.000 nuevos casos según datos de 2019 de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Aunque la tasa de mortalidad ha disminuido en los últimos años, su incidencia ha ido en aumento durante los últimos 20 años.

Un estudio publicado por tres de nuestras profesionales, Rocío Gutiérrez, Elisa López, y Verónica Barrera, miembros del equipo de Comat Matronas,  recoge que el incremento en la incidencia de cáncer de mama puede estar relacionado con la modificación de algunos factores de riesgo, entre los que se encuentran factores endocrino-reproductivos como la edad de la menarquia, el número de hijos, la edad del primer parto, la lactancia materna, la edad de de la menopausia, el uso de anticonceptivos orales y los tratamientos hormonales.

La lactancia materna puede ofrecer en este sentido un efecto protector que puede reducir la probabilidad hasta en un 66% según fuentes consultadas por nuestro equipo, "al retrasar el restablecimiento de la ovulación, influir en la disminución de la producción de estrógenos y convertir el epitelio mamario en un tejido totalmente diferenciado" apunta el estudio de investigación desarrollado por el equipo de Comat Matronas.

Es por eso, que desde Comat Matronas y en el marco del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama que se celebra hoy, 19 de octubre, queremos insistir en la importancia de mantener lactancias prolongadas como posible factor de prevención. 

El Día Mundial contra el Cáncer de Mama busca concienciar a la sociedad de la importancia de la investigación y el diagnóstico precoz de esta enfermedad y es que según cifras de la AECC, una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida.

Además de la detección precoz, por eso son tan importantes nuestras revisiones ginecológicas periódicas, así como las autoexploraciones de las mamas, es fundamental el apoyo y el acompañamiento de esta enfermedad. Necesitamos de un compromiso social para luchar contra el cáncer de mama.

La lactancia materna como seguro de vida

Teniendo en cuenta la alta incidencia de esta enfermedad, su elevada mortalidad y la importancia de la prevención a nivel comunitario, desde Comat Matronas creemos que es fundamental que la lactancia materna sea apoyada por supuesto por profesionales sanitarios como un seguro de vida, pero también por la sociedad en general.

Rosa Llamas, directora de Comat Matronas, es consultora IBCLC de lactancia materna en la Unidad de la Mujer del Hospital San Juan de Dios de Córdoba. "Nuestro objetivo es ofrecer cuidados integrales a la mujer gestante solventando dudas y preocupaciones en torno a la mamá y el bebé. Todos los miércoles, de 11.00 a 13.00 horas, celebramos nuestras sesiones de postparto y a lo largo de la crianza de todo el primer año de vida del bebé, estamos a vuestra entera disposición para acompañaros".

Al llegar a casa con el pequeño en brazos, probablemente el mar de dudas que teníais hasta ahora, se convierta en un océano; nuestra intención no es otra que ofreceros todo nuestro apoyo para que os sintáis respaldadas y comprendidas en cada momento, siempre desde una perspectiva científica, bajo criterios de seguridad clínica para mamá y bebé, y desde una perspectiva humana.

 La lactancia materna es el corazón de la familia; es una expresión de amor, protección y una manera de cuidarse mutuamente. Para Inés, una de nuestras mamás, ha sido una auténtico regalo para ella, y por supuesto para su bebé.

La lactancia, por supuesto requiere de sacrificio y compromiso, como todo lo verdaderamente importante en la vida, y contar con un profesional a nuestro lado que nos brinde el apoyo que necesitamos en esta etapa de nuestra vida es fundamental. Gracias por confiar en Comat Matronas. 


Compartir

Rosa Llamas: “El propósito de Comat Matronas es humanizar la asistencia al nacimiento”

El embarazo es el estado biológico de máxima salud y plenitud que experimenta la mujer. Significa que podemos crear vida.

Contar con una persona a nuestro lado, con formación y experiencia –que nos brinde apoyo y seguridad– nos garantiza el confort físico y emocional que la mayoría de nosotras precisa en esta etapa tan importante de nuestra vida.

Nos referimos al cuidado y atención que dispensa la matrona, una de las profesiones más bellas que existen. Solo ella tiene el privilegio, y también la responsabilidad, de darle la bienvenida a la vida. Es su cometido asesorarnos en la preconcepción, acompañarnos durante la gestación, asistirnos en el parto y orientarnos a lo largo de la crianza.

Es su voz la que nos calma; son sus manos las que reciben y acarician por primera vez la piel de nuestro hijo; es su sabiduría y experiencia la que nos reconforta durante los primeros meses de la crianza en los que tantas veces la incertidumbre nos abraza

Conectar con una persona que nos apoye en las distintas etapas que atraviesa la maternidad y nos transmita confianza y tranquilidad resulta por tanto fundamental.

En Comat Matronas somos conocedoras de esta necesidad y es por ello que nos hemos propuesto presentarte a cada uno de los profesionales que integramos el equipo al frente del proyecto. Juntas colaboramos día a día para ofrecerte una atención integral durante el embarazo, parto y puerperio, desde una perspectiva científica y humana.

Nuestra compañera, Rosa Llamas, matrona fundadora del proyecto, es la primera en estrenar la sección:

Rosa, con más de 3.000 partos asistidos, desempeña su labor como matrona en el Hospital Alto Guadalquivir de Andújar desde 2006, una actividad que compagina desde 2011 con la gestión y coordinación de la educación maternal en la clínica CIP y desde septiembre de 2017, forma parte del equipo de profesionales al frente de la Unidad de Atención a la Mujer del Hospital San Juan de Dios de Córdoba. Recientemente ha sido nombrada coordinadora de la Unidad, a la vez que ha obtenido la prestigiosa certificación IBCLC como consultora de lactancia materna.

El objetivo del cuidado que dispensa una matrona, en palabras de Rosa, es el de conseguir una madre y un niño sanos, siempre desde la comprensión y el respeto por cada elección, familia y proceso. “Trabajamos con el firme propósito de humanizar la asistencia al nacimiento” explica Rosa.

Formación y desempeño profesional de Rosa Llamas

Rosa es un ejemplo de humildad, constancia y superación diaria. Formada en enfermería neonatal, cursa sus estudios de matrona en Murcia. Tras ser mamá, continúa su formación en Barcelona desde una perspectiva más holística de la profesión, y se especializa en la asistencia al parto en casa. Hoy la ilusión de Rosa por su trabajo permanece intacta. “Siempre lloro y me despido de mis madres con un abrazo” confiesa con emoción.

Solo la manera en la que se refiere a nosotras “mis madres” nos transmite calma y seguridad. Y es que para Rosa no somos sus pacientes porque el embarazo no es una enfermedad. Somos sus madres. Rosa nos brinda así un trato cariñoso, amable y cercano desde el momento en el que decidimos ponernos en sus manos.

La concepción, el embarazo y el parto constituyen el primer capítulo en la vida de todo ser humano. “Por eso en Comat Matronas insistimos tanto en la necesidad de contar con una persona de confianza que te acompañe a lo largo de todo el proceso que supone la fascinante experiencia que es la maternidad. El parto –explica Rosa– es el proceso que más preocupa a las mamás”. Un episodio que puede ser más fácil, rápido y seguro cuando nos sentimos apoyadas por personas cercanas.

El parto es la única cita a ciegas en la que puedes estar segura de que conocerás al amor de tu vida

Luego, seremos el nido de refugio, consuelo, calor, seguridad, y también, alimento, de nuestro bebé. A lo largo de este precioso camino que es la maternidad, el equipo humano al frente de Comat Matronas estaremos aquí para acogerte y brindarte toda nuestra atención para que afrontes esta etapa en las mejores condiciones físicas, psíquicas y emocionales posibles. Déjate asesorar por expertos en la humanización al nacimiento que hagan de este periodo de tu vida una experiencia aún más inolvidable.

Texto de la periodista Carla Peña, colaboradora de Comat Matronas y autora del blog earlychildfood.com Fotos de la mamá Alicia Moya (@alicesshowroom en Instagram).


Compartir

Lactancia Materna: algunos de sus beneficios

¿Sabías que si alimentas a tu bebé mediante Lactancia Materna tendrá todos los nutrientes que necesita? Ésta resulta el alimento perfecto para él, para la mamá e incluso para el Medio Ambiente y la Sociedad. No obstante, aunque en Comat Matronas somos conscientes de que la decisión de dar el pecho es una elección personal que la mamá debe tomar, consideramos que es algo muy importante que se conozcan todos sus beneficios.
lactancia

Las mayores ventajas que la Lactancia Materna aporta a tu bebé:

• Es el alimento ideal
• El calostro le aporta anticuerpos al nacer
• El contacto físico con la madre beneficia a ambos
• Previene el síndrome de muerte súbita infantil
• Previene alergias
• Es más fácil de digerir.
• Previene la obesidad
• Protege al bebé a largo plazo

Algunos beneficios para la mamá:

• Favorece la recuperación tras el parto
• Reduce el sangrado uterino gracias a la liberación de oxitocina
• Aumenta el gasto calórico de la madre
Reduce el riesgo de cáncer de mama, de ovarios y de cuello uterino
• Reduce el riesgo de anemia
• Ofrece protección contra la osteoporosis
• Es cómoda
• Es gratuita
• Está siempre preparada

Beneficios de la lactancia para el Medio Ambiente y la Sociedad:

• Es un recurso natural, seguro y renovable
Ahorra agua
No contamina
• No necesita de energía para producirla ni transportarla
• Contribuye a la reducción de la pobreza

 
Nuestro equipo de matronas podrá asesorarte, mostrarte cómo hacerlo y resolver todas tus dudas.
Contacta con nosotros ↴
http://comatmatronas.es/contacto/


Compartir

Preparándote para la Lactancia Materna.

 

La Lactancia Materna, además de ser uno de los mayores actos de amor entre madre e hijo y una forma más de prolongar el vínculo afectivo, es considerada, desde el punto de vista nutricional, la mejor opción para alimentar a tu bebé.

Lactancia Materna

Mientras ambos disfrutáis de la lactancia materna, tu cuerpo también se beneficia, ya que la liberación de la hormona oxitocina ayuda a que el útero vuelva a su tamaño normal disminuyendo el riesgo de hemorragias postparto. Y por si te parecían pocas ventajas, previene enfermedades futuras como el cáncer de mama y la osteoporosis.

Por todo esto, desde Comat Matronas te recomendamos que durante todo el período de gestación, centres parte de tu esfuerzo por aprender sobre la maternidad en prepararte para la lactancia, del mismo modo que te preparas para el parto.

¿Cómo hacerlo? Es sencillo. ¡Tan sólo sigue estos 15 interesantísimos consejos de Espacio Lactancia!

1. Lee todo lo que puedas sobre lactancia materna. Los libros del Dr. Carlos González son una magnífica fuente de información de la que podrás aprender mucho.

2. Busca y acude a un grupo de apoyo de tu zona. Es importante ir para observar cómo se da el pecho y tener a una asesora/monitora de referencia a la que puedas contactar si después del nacimiento de tu bebé tienes dificultades.

3. Elabora una lista de dudas, miedos, mitos…, e intenta ir encontrando respuestas a todas ellas.

4. Infórmate de las señales de hambre del bebé, conocerlas te permitirá adelantarte a la demanda de tu bebé y estará más tranquilo y no llorará tanto.

5. Planifica la llegada de tu bebé: cuanto más respetado sea el parto mejor va a ser el inicio de la lactancia. Pide que tras el nacimiento tu bebé sea colocado sobre tu pecho y deja claro que no quieres que os separen, que tu bebé no va usar chupete y que si es necesario darle leche artificial o leche materna extraída eviten el biberón.

6. Infórmate de dónde puedes adquirir productos relacionados con la lactancia materna: sacaleches, botes de conservación, portabebés, etc...Puede ser que no los necesites pero es importante que tengas claro dónde conseguirlos si te hacen falta.

7. Una vez hayas parido disfruta de la experiencia de tener a tu bebé en contacto piel con piel y permitir que realice movimientos de búsqueda y se agarre al pecho el solo.

8. Si te duele pide ayuda, esperar no mejora el dolor.

9. Intenta reducir las visitas al hospital durante los primeros días, es importante que podáis disfrutar de intimidad para que puedas dar el pecho sin ser observada, ni oyendo comentarios. Así te vas a sentir más segura con el manejo de la lactancia.

10. Los bebés pierden peso los primeros tres días de vida, al quinto deberían empezar a ganar peso y lo deberían recuperar entorno a los 10-15 días.

11. No es necesario que peses a tu bebé cada día, para saber que todo va bien sus deposiciones pueden ser de gran ayuda: a partir del quinto día de vida deben hacer más de dos deposiciones del tamaño de una cuchara sopera, y de color mostaza. Los pipís tienen que ser claros y no dejar manchas oscuras o rosas en el pañal. Si tu bebé sólo toma pecho y no hace caca o tiene manchas rosas en el pañal, pide ayuda.

12. La lactancia materna funciona a demanda, siempre y cuando el bebé no sea prematuro, no esté enfermo y haya perdido demasiado peso, en ese caso la madre marcará la demanda para que el bebé haga entre 8 a 12 tomas en 24h.

13. La lactancia también es a demanda de la madre, si tienes el pecho lleno y un bebé dormilón, toca despertarle.

14. Pide ayuda a tu pareja y a tu familia. Déjate cuidar, así tu podrás ocuparte de tu bebé con más tranquilidad.

15. A amamantar se aprende, es un proceso maravilloso de confianza, una montaña rusa de sensaciones.

Y ahora, ¡déjate llevar y disfruta!


Compartir