Qué llevar en la maleta para el hospital cuando llegue el parto

¿Se acerca la fecha prevista del parto y no has pensado qué deberías llevar contigo? Muchas nos habéis preguntado sobre este tema, por lo que hemos decidido hacer una lista de cosas que llevar en la maleta para que tu bebé y tú os sintáis como en casa durante la estancia en el hospital.  

Tras el parto vaginal tendrás que estar en el hospital alrededor de 48 horas -si no hay incidencias- y, en el caso de la cesárea, la estancia será de 72 horas aproximadamente. Por tanto, es conveniente que te prepares para unos días intensos fuera de casa.  

Para que estés tranquila del todo te recomendamos que empieces a preparar las maletas cuando cumplas 8 meses de embarazo. De esta manera, irás sin prisas y sin nervios en el caso de que el parto se adelante.  

¿Qué llevar en la maleta para el bebé? 

  • Pañales para recién nacidos. 
  • Toallitas húmedas para recién nacidos.  
  • Crema de pañal.  
  • Crema hidratante para bebés.  
  • Jabón para bebés.  
  • Un cepillo suave.  
  • Bodies y pijamas (5 o 6 de cada).  
  • Gorrito y manoplas, ya que al nacer los bebés necesitan regular la temperatura.  
  • 4 o 5 baberos.  
  • 2 mantitas.  

¿Qué llevar en la maleta para la mamá? 

  • Artículos de aseo que uses habitualmente: cepillo y pasta de dientes, crema hidratante, cacao, desodorante, gel, champú, cepillo del pelo, goma para el pelo...  
  • Cosas que te hagan sentir como en casa: puedes llevar tu propia almohada o incluso tu colcha.  
  • 3 o 4 camisones o pijamas cómodos y adecuados para la lactancia.  
  • Ropa interior de maternidad. Recomendamos que uses braguitas desechables para las primeras horas por el sangrado.   
  • Zapatillas.  
  • 2 o 3 sujetadores de lactancia.  
  • Compresas postparto.  
  • Crema antigrietas para los pezones.  
  • Muda de ropa cómoda para volver a casa.  

¿Lo has apuntado todo? Recuerda, cuanto mejor te organices y prepares para el parto, más conseguirás reducir los nervios antes del gran día. La maleta para el hospital es una de las claves para que estés lista antes de dar a luz y que ni a tu bebé ni a ti os falte de nada.  

Ánimo, que tú puedes con todo. ¡Contarás con el abrazo de Comat!  


Compartir

Más de 350 familias confían en Comat Matronas y cursan nuestro programa de educación maternal durante el primer semestre del año

Comat Matronas asiste 564 partos entre enero y junio de 2021, un 4,25% más que en el mismo periodo del año anterior

En total, 359 familias confiaron en Comat Matronas durante el primer semestre de 2021 para formarse durante el embarazo y el postparto, a través de nuestro programa de educación maternal de Bienvenida a la vida.

Para Rosa Llamas, directora de Comat Matronas y coordinadora del programa, esto supone un orgullo muy grande pues es un programa que ha ido madurando con el paso del tiempo, y reconoce que se emociona semana tras semana tras cada una de las conexiones en directo con las familias a través de nuestra cuenta de Instagram.

“Recuerdo ese 14 de marzo de 2020 en la puerta de acceso al hospital al grabar nuestro primer vídeo, el miedo que sentimos al pensar que dejábamos a las mujeres solas; llevaba entonces 11 años acompañando la gestación con sesiones presenciales semana tras semana, y sentía esa conexión con las mujeres, la necesidad que tiene una mujer como madre que he sido de sentirse acompañada, abrazada, comprendida…

Sabía de la importancia de una preparación al parto, que con los años ha evolucionado a un programa integral de educación maternal, y cuánto necesitamos de ese espacio en el que sentirnos entendidas con alguien que hable en nuestra misma frecuencia. Entonces, sentí muchísima preocupación, mucha. Y así se lo transmitía a nuestra directora de Comunicación, Carla Peña preguntándole ¿y ahora qué hacemos? Y decidimos saltar a Instagram, un formato que nunca antes había trabajado…

Ese 14 de marzo nos cambió la vida a todos. La formación sufrió un revulsivo en todos los niveles; lo recuerdo con mis niños en el colegio y conectándonos desde casa desde muchísimas y diversas plataformas… Y nosotros quisimos buscar un sistema rápido y fácil, sin restricciones ni dificultades, poniéndonos al servicio de la familia destinataria de nuestros cuidados, en un momento en el que a todos nos asfixiaba la incertidumbre.

Observar cómo todo ha ido madurándose, gestándose, éste  -nuestro programa de Bienvenida a la vida- con el único propósito de abrazarnos -aunque en estos tiempos deba ser a través de la pantalla- con una información veraz, real y sincera desde el corazón, me conmueve y sólo puedo decir GRACIAS.

Nosotras –Carla y yo– somos la imagen visible pero a nuestro lado hay un equipo de más de 20 personas que hace posible cada palabra bonita, cada mensaje, cada mujer que llega al hospital y me trata como si de su familia se tratara… Eriza la piel. Es un sentimiento de cariño, de abrazo, de sentirme abrazada y sentir que abrazo a muchísimas mujeres… Somos esa primera cara visible pero es el equipo al completo quienes hacen que esto sea posible cuando llega ese gran día en el que nace nuestro hijo y hay excelentes profesionales que nos van a dar a la mano.

Es un tiempo de dedicación que ha hecho visible nuestra profesión, la de ser matronas, personas que nos dedicamos a acompañar la gestación, parto, postparto, y crianza de nuestros hijos, respetando todos los procesos y decisiones.  Me siento muy orgullosa de todos y cada uno de los integrantes de mi equipo que lo hacen realidad y saber que nos seguimos conectando, que seguimos aquí, que seguimos en cada sesión, a vuestro lado y vosotras con nosotros, profesionalmente es una de mis mayores satisfacciones. Nuestro objetivo es continuar mejorando y seguir a vuestro lado. Gracias por vuestra confianza".

La experiencia de las mamás

El programa formativo de Bienvenida a la vida se estructura en cinco sesiones. La primera: La salud física, emocional y social de la mamá. Luego conversamos en dos sesiones acerca del parto; la cuarta sesión es sobre el puerperio. Y la quinta y última clase teórica la dedicamos a los cuidados del recién nacido.

Con la inscripción en el programa que se realiza desde la sección de educación maternal de nuestra página web comatmatronas.es con el volante que facilita vuestro ginecólogo o ginecóloga, tenéis incluida además una sesión específica de pilates para el embarazo así como el acompañamiento a lo largo de todo el primer año de vida del bebé con nuestras sesiones de postparto y crianza consciente que impartimos los miércoles, de 11.00 a 12.00 online, y presenciales de 12.00 a 13.00 horas. Asimismo, la inscripción en el programa incluye una vez ha nacido el bebé una sesión de introducción a la pedagogía Montessori y la Disciplina Positiva ¡Y a partir de octubre llegan muchísimas más novedades! Compartimos la experiencia de cuatro de las mamás que han cursado el programa:

Ana: Si ya de por sí una madre primeriza se enfrenta a todo tipo de dudas e incertidumbre, las madres en pandemia como yo hemos tenido un añadido extra. Una de mis preocupaciones era cómo iba a asistir a las típicas clases de preparación al parto, pues tendría que aprender a respirar, a empujar e incluso a chillar (jeje), tal y como siempre había visto en las películas y como creía que tenía que ser.

Doy gracias por haber conocido al equipo de Comat Matronas con quien realicé su curso de Bienvenida a la vida. Ya el nombre lo dice todo: una bienvenida a la vida a mi bebé y una bienvenida a la vida también a la nueva mujer que nacía en mí. Un curso que (¡menos mal!) nada tuvo que ver con lo que en las películas había visto.

Cada semana esperaba con ganas que llegara el miércoles para conectarme a sus directos de Instagram. Y es que Rosa y Carla se convirtieron en aquellas semanas que duró el curso en la linterna que daría luz al nuevo camino que empezaba a recorrer con mi hija dentro de mí. Unas clases que me sirvieron para conectar con mi cuerpo, para conocer qué vendría, para saber cómo enfrentarme a las diferentes situaciones que me encontraría… unas clases en las que también aprendí a cuidarme y a dejarme cuidar, tan importante durante el embarazo. Unas clases en las que me sentía acompañada y abrazada por ellas incluso con una pantalla de por medio.

Ellas son la cara visible de un gran equipo a nivel humano y profesional que siempre está dispuesto a atender las dudas que tengamos, tanto a través de email o redes sociales como de forma presencial una vez estás en el hospital con la llegada de tu bebé o en las clases presenciales de los miércoles (¡Ese rato de charla y de compartir dudas con otras mamis acompañadas por Rosa merecen mucho la pena!).

Además, las sesiones del programa no acaban el día del parto sino que también están presentes durante el puerperio. ¡Qué bien me han venido sus clases de postparto de las mañanas de los miércoles! Si durante el embarazo tuve dudas, una vez nacida mi hija se multiplicaron por mil, pero gracias a saber que cuento con ellas todo está siendo mucho más fácil.

Gracias, Comat Matronas, por vuestra generosidad y entrega. Gracias por seguir estando ahí. Gracias por vuestro abrazo.

Gloria: Cuando uno se queda embarazada, la emoción, la alegría y el miedo te invade a partes iguales. Dedicas cada minuto de tu tiempo a leer sobre el embarazo, qué alimentación es la más adecuada, cómo debe estar creciendo tu bebé dentro de ti, cómo debe ser el parto, ejercicios previos que favorecen el dar a luz…. e infinidad de cosas más.

Lo que no pensamos es que tanto el embarazo como el parto tienen fecha de caducidad. Sin embargo, cuando llega tu bebé al mundo es para toda la vida. Cuando nace y te lo ponen encima lo primero que piensas es: ¿qué hago yo con esta cosita tan chica? Es en ese momento donde te das cuenta que no tienes ni idea de qué hacer con ese ser que ha venido al mundo a convertirse en el amor de tu vida.

Es realmente después de parir donde tenemos que poner el foco y dónde comienza lo realmente difícil y apasionante. Sin embargo, y no entiendo el por qué, se nos prepara para el parto pero no para el después. Es entonces cuando aparecen Rosa y Carla con sus directos en Instagram y te hacen ver que hay luz al final del túnel.

Gracias a ellas he podido resolver multitud de dudas que me atormentaban en un momento dado, pero con su sabiduría, ánimos y dedicación me han resuelto cada una de ellas con el mejor resultado. Les estaré eternamente agradecida por su cariño y paciencia.

Nuria: Y llega el día en que la vida se pone del revés, pero no puedes estar más feliz de que tu bebé ha llegado para alborotar lo que ya pensabas que estaba perfectamente organizado.

Gracias al gran equipo de Comat Matronas, que son como un libro abierto dando respuesta en cada momento, he tenido el respaldo que necesitaba y que a día de hoy necesito para resolver las dudas que encadenan esta aventura de la maternidad.

Es por ello, que estoy agradecida de contar con vuestro apoyo y como dice la canción: ¡Qué bonito es saber que siempre estáis ahí sabiendo a diario qué, cuidaréis de mí; qué bonito es querer y poder confiar, afortunada yo de tener vuestra amistad!

Ana: ANTES, DURANTE Y…. SIEMPRE. Para nosotros el 2020 tuvo un gran invierno con la ansiada noticia, una linda primavera con mi niña creciendo, un caluroso verano con una superbarrigota y un otoño LLENO DE AMOR.

Durante los nueve meses de embarazo he sentido vuestro APOYO, PROFESIONALIDAD, INFORMACIÓN, CALIDAD HUMANA… Los miércoles han sido y son UNA GRAN CITA SEMANAL. Entrasteis en mi hogar en marzo y os habéis convertido en mi pilar formativo y emocional en toda la aventura de la maternidad.

Gracias por tanto. Gracias por vuestra dedicación.

Somos nosotros, cada uno de los miembros del equipo quienes os damos las gracias por vuestro cariño, y confianza, porque ello ha hecho posible que durante el primer semestre de 2021 hayamos asistido 564 partos, y le hayamos podido dar la bienvenida a la vida a cada una de vuestras hijas e hijos. GRACIAS por visibilizar nuestra profesión, para nosotras la más hermosa que existe.

Si quieres saber más acerca de nuestros servicios y nuestro programa de Bienvenida a la vida, estamos a tu disposición en comunicacion@comatmatronas.es ¡Gracias por leernos!


Compartir

Consejos para la extracción y conservación de leche materna

La incorporación de la mamá al trabajo tras la baja maternal suele ser uno de los principales motivos para comenzar con la extracción de leche y crear nuestro banco de leche materna… Ahora ¿qué debemos tener en cuenta para continuar teniendo la producción suficiente para nutrir a nuestros pequeños?

Antes de comenzar, es importante que comprendamos que el reflejo de eyección de leche mejora con la liberación de la que llamamos la hormona del amor, nuestra amiga –la oxitocina–  que se libera más fácilmente con estímulos externos como puedan ser el llanto del bebé, su olor, observarle, y si estamos fuera de casa, por ejemplo con una fotografía de nuestro pequeño.

La prolactina y la producción de leche, sin embargo, son estimuladas por la succión y en este sentido, por supuesto siempre nos estimulará más la succión de nuestro bebé, que la extracción manual o con un sacaleches. No obstante, se puede conseguir una buena producción de leche y mantenerla en el tiempo si se extrae correctamente. Pasemos a analizar cómo hacerlo:

Una manera muy sencilla de extraer la leche, y que recomendamos en nuestras sesiones de postparto, es ponerte al bebé en un pecho mientras extraes la leche del otro. Saldrá muy fácilmente y apenas sin esfuerzo porque estamos estimulando las dos hormonas responsables de la lactancia materna.

Desde Comat Matronas recomendamos la extracción mecánica con un sacaleches eléctrico para mayor comodidad. Un buen sacaleches debe drenar el pecho y estimular la producción de leche materna, sin hacer daño, al tiempo que debe ser sencillo de utilizar y limpiar. En este sentido, nosotras confiamos en la marca Medela y para adquirirlo, podéis hacerlo a través de la web de nuestras compañeras de tusmatronasshop.com en este enlace, y con el código TUPRIMERACOMPRA tenéis un 5% de descuento.

 

Una vez extraída la leche materna, ésta debe ser refrigerada. Cuanto más refrigerada esté la leche y menos cambios de temperatura sufra, muchísimo mejor. Si la extracción se realiza en el lugar de trabajo de la mamá, es necesario disponer de una neverita para transportarla. La leche deberá conservarse en un recipiente adecuado como puedan ser botecitos de cristal, un biberón, el propio colector del sacaleches o bolsas especiales destinadas a este fin.

Una vez lleguemos a casa, deberemos sacar la leche de la neverita para ponerla en el frigorífico y consumirla en los días posteriores o bien congelarla para conservarla más tiempo. Se puede conservar leche extraída de diferentes tomas del mismo día, siempre y cuando la llevemos a la misma temperatura en el frigorífico antes de mezclarla.

Si el transporte de leche materna debe hacerse hasta una guardería o centro escolar, deberemos proceder de la misma manera: con una neverita previamente enfriada hasta llegar al centro, y posteriormente sacarla y conservarla en el frigorífico hasta que se consuma. Si no se dispone de frigorífico en el centro, es recomendable que se mantenga en esa misma neverita hasta que se consuma.

¿Cómo conservar la leche materna?

La leche materna se puede conservar de muchas maneras, pero debemos tener en cuenta unas recomendaciones generales para todas ellas como son:

  • Antes de manipular la leche materna hay que lavarse bien las manos con jabón
  • Los recipientes de almacenamiento de leche materna deben estar bien limpios y aclarados
  • Congelar lo antes posible la leche materna si no va a usarse en los próximos tres días
  • Congelar la leche materna en pequeñas cantidades (50 o 100 ml) para darle al bebé sólo la que vaya a tomar inmediatamente
  • Siempre que sea posible se usará leche fresca (no congelada)
  • Es recomendable etiquetar los recipientes de leche congelada con la fecha
  • Debemos consumir siempre la leche más antigua
  • Una vez descongelada la leche hay que removerla bien porque puede haberse separado en dos fases (como también sucede en la leche refrigerada en nevera)

Ahora, ¿cómo debemos hacer para descongelar la leche materna? La recomendación es la de descongelar rápidamente una vez sacada del congelador. Si no se va a calentar rápidamente, es mejor mantener la cadena del frío de la leche hasta que se vaya a calentar. Se puede descongelar sumergiendo el bote de leche materna congelada en agua previamente calentada (pero no calentarla directamente al baño maría) y remover bien la leche después para que su temperatura sea uniforme. Nunca debe calentarse directamente en el fuego.

Si la leche se congela en un congelador capaz de llegar a temperaturas menores de -15 ºC (por ejemplo los frigoríficos de tipo combi) se puede almacenar hasta tres meses. Y si se congela en uno de tipo industrial que alcance menos de -19ºC, la conservación puede llegar hasta los seis meses.

En ocasiones la leche congelada puede oler mal... Este olor se debe a un cambio en la estructura de los lípidos por los ciclos de congelación y descongelación en el congelador y/o refrigerador. Algunos bebés rechazan esta leche por el cambio de sabor, pero generalmente la aceptan bien y tampoco es perjudicial para ellos. Esperamos que este artículo os resulte de gran ayuda y para más información estamos a vuestra entera disposición en nuestras sesiones de postparto a través de Instagram los miércoles de 11.00 a 12.00 horas, y de manera presencial en la Unidad de la Mujer del Hospital San Juan de Dios de Córdoba ¡Gracias por elegirnos!


Compartir

Sangrado de implantación: qué es, cuándo sucede, cuánto dura...

El sangrado de implantación sucede a muchas mujeres al comienzo de su embarazo. ¿Sabes en qué consiste? ¿Cuándo suele darse? ¿Cómo distinguirlo de la menstruación? A esta y otras preguntas, daremos hoy respuesta en esta entrada. Si te interesa el tema, no dejes de leerla.
sangrado de implantación

¿En qué consiste el sangrado de implantación?

Aunque el proceso previo es mucho más complicado, digamos que consiste en una ligera pérdida de sangre que se produce tras la anidación del óvulo fecundado en la pared del útero.

¿Cuándo sucede?

Generalmente comienza entre los días 6 y 12 después de la concepción.

¿Cómo diferenciarlo de la menstruación?

Lo habitual es que se produzca unos días antes de la fecha prevista de la menstruación, sea más ligero y dure menos que ésta, adquiriendo la mayoría de ocasiones un tono marrón.
sangrado de implantación

¿Es peligroso?

No. Es un proceso fisiológico normal que sucede en ocasiones como consecuencia de la implantación.

¿Cuántos días dura el sangrado de implantación?

Generalmente dura unas pocas horas o aparece de forma intermitente durante un par de días o tres. Puede durar hasta una semana, pero no es habitual que se prolongue más tiempo.

Síntomas que lo acompañan

Es frecuente que la mujer experimente los mismos síntomas menstruales, además de náuseas, dolores de tripa ye incluso hinchazón en la zona del vientre, por la misma irrigación.

Frecuencia del sangrado por implantación

El sangrado de implantación es un acontecimiento bastante habitual (20%-30% de las mujeres lo experimentan) durante el embarazo.
sangrado de implantación

¿Puedo hacerme un test de embarazo?

Te recomendamos realizártelo de 15 a 20 días después la ovulación. Esperar a que haya un retraso de la menstruación hará que suban los niveles de la hormona del embarazo, si finalmente ha habido implantación.
Si los días habituales por sangrado de implantación han pasado y continúas sangrando o estás padeciendo fuertes dolores o fiebre, acude urgentemente a tu ginecólogo.


Compartir