Consejos de salud para embarazadas

Si estás embarazada, no puedes perderte estos consejos de salud:

ALIMENTACIÓN ↷
La alimentación durante el embarazo es uno de los cuidados a los que debe darse más importancia. El aumento de peso debe ser de entre 9 y 12 kg aproximadamente, siempre dependiendo del peso inicial de la gestante, para asegurar el crecimiento y desarrollo fetal y para que retorne a su peso previo al embarazo después de la lactancia. alimentos embarazo

Una dieta óptima debe aportar un 10-15% de la energía en forma de proteína, un 55-60% en forma de hidratos de carbono y menos del 30% en forma de grasas. No debe olvidarse que el agua es básica y es recomendable aumentar su ingesta a 1,5-2 litros diarios. Se aconseja hacer 4-5 ingestas diarias. Los cereales, pan, arroz y pasta, es decir los hidratos de carbono, deben constituir la base de la alimentación. Las frutas y verduras deberían estar presentes en 3-4 de estas ingestas. Se recomienda aumentar el consumo de legumbres en la dieta y en cambio limitar el consumo de aceites y grasas. Son tan importantes los alimentos que se consumen como su preparación, por lo que se recomienda comer carnes y pescados a la plancha o hervidos. Los pescados tienen el mismo aporte en proteínas que las carnes pero con menor valor energético, por lo que son muy recomendables. Es adecuada la ingesta de entre ½-1 litro de leche al día, que en mujeres con sobrepeso puede ser desnatada o semidesnatada.

Las mujeres no inmunizadas del toxoplasma deben evitar las carnes crudas y los embutidos poco curados. Es importante lavarse las manos después de manipular alimentos crudos, así como los utensilios de cocina. Las frutas y verduras deben estar bien lavadas o peladas.

Para favorecer las digestiones se aconseja evitar las comidas pesadas, con fritos, especias… fraccionar las ingestas en 4-5 al día de menor cantidad y masticar bien los alimentos. Las bebidas con gas y las colas pueden incrementar la acidez de estómago así como los picantes y el chocolate. Después de las comidas es recomendable mantenerse sentada o levantada 1 o 2 horas.

El consumo de alcohol, tabaco y drogas está totalmente desaconsejado en el embarazo. Los hijos de madres fumadoras tienen un peso medio al nacer menor que los de madres no fumadoras. No existe un filtro para el alcohol en la placenta por lo que el nivel de alcohol en sangre materna y fetal es el mismo.

HIGIENE ↷
Se recomienda al menos un baño o ducha diaria ya que la sudoración aumenta durante el embarazo. La higiene íntima debe hacerse con jabones neutros y evitar las irrigaciones vaginales.

La piel tiende a resecarse más por lo que es importante una buena hidratación para la prevención de estrías en la medida de lo posible. La depilación con cera caliente se desaconseja por favorecer la aparición de varices. La fotodepilación y la depilación con láser tampoco están recomendadas.

salud embarazo

La higiene dental es también básica durante la gestación por el aumento en el número de caries, ceben cepillarse los dientes al menos 2-3 veces al día y hacer una visita al dentista.

La ropa debe ser más holgada, sin que apriete y sin dificultar los movimientos. Los zapatos de tacón alto deben evitarse por el riesgo de caídas, y los muy planos producen más dolor lumbar, por lo que lo ideal es un tacón bajo de base ancha.

Para evitar la hinchazón de las piernas no debe permanecerse muchas horas de pie, elevar las piernas cuando se está descansando y moverse si se permanece mucho tiempo sentada. Las medias de compresión son recomendables a tal efecto y deben evitarse los calcetines apretados, ligas… Duchas de agua fría a nivel de las extremidades inferiores también son efectivas.

DEPORTE ↷
El ejercicio físico con moderación es beneficioso tanto para la madre como para el feto. Se recomienda de 30-45 minutos de ejercicio 3 veces a la semana. Los deportes más adecuados son la marcha, la natación, el yoga, la bicicleta y la gimnasia de tonificación. Los deportes con vibraciones, riesgos de caídas o los de impacto se desaconsejan durante toda la gestación. Durante el segundo y tercer trimestre no deben hacerse ejercicios tumbada boca arriba para evitar mareos por compresión de la vena cava.

TRABAJO ↷
Excepto en embarazos de riesgo o profesiones en contacto con tóxicos se recomienda una actividad laboral normal, pero limitada al final del embarazo. Los trabajos que implican más de cinco horas de pie aumentan el riesgo de amenaza de parto prematuro. Las jornadas de más de ocho horas y los trabajos con más estrés disminuyen el peso medio del feto al nacer y aumentan el riesgo de hipertensión.

VIAJES ↷
Los viajes no están contraindicados, pero los destinos exóticos o con pocos recursos sanitarios no son recomendables. Durante los vuelos largos deben darse pequeños paseos frecuentemente para estimular la circulación sanguínea e hidratarse abundantemente. En los viajes en automóvil debe ponerse el cinturón de seguridad y hacer paradas cada 2 horas aproximadamente para ir al baño y dar paseos.

RELACIONES SEXUALES ↷
Las relaciones sexuales pueden mantenerse con normalidad durante el embarazo excepto en las gestaciones con riesgo de aborto o de parto prematuro, caso en que el médico lo indicaría. En el tramo final del embarazo si se produce la pérdida del tapón mucoso o una dilatación del cuello uterino también se desaconsejan las relaciones.

Fuente: Mapfre Consejos de Salud


Compartir

El ácido fólico antes y durante el embarazo.

1

¡Si te cuidas también estás cuidando a tu bebé!

Por eso hoy desde Comat Matronas queremos hablarte de una de las cosas más importantes que puede hacer con objeto de prevenir defectos congénitos graves en tu hij@: Tomar a diario la cantidad necesaria de ácido fólico, muy especialmente antes de la concepción y durante la primera etapa del embarazo.

El ácido fólico es una vitamina B (B9) que está presente principalmente en los vegetales de hoja verde, tales como la col rizada y la espinaca, en el zumo de naranja y en los granos enriquecidos.embarazo_acido_folico_2
Este folato participa en la síntesis de ácido nucleicos, responsables del mantenimiento del material genético y de la expresión genética. Así, su deficiencia puede causar lo que se llama “Defecto del Tubo Neural” (DTN). El DTN significa una malformación de la médula espinal durante la fase embrionaria o fetal, y los más comunes son los siguientes:

  • Espina bífida: el tubo neural no se cierra lo que da lugar a una serie de incapacidades que incluyen la parálisis de los miembros inferiores e hidrocefalia.
  • Anencefalia: incompatible con la vida porque no se desarrolla la cavidad craneana.
  • Encefalocele y mielomeningocele: defectos craneales.

Numerosos estudios han demostrado que la suplementación de 400mcg/día de ácido fólico, al menos durante un mes antes de la concepción y durante las primeras doce semanas del embarazo, previene la formación de tales defectos, ya que todos ellos ocurren durante las primeras semanas de embarazo, por lo que, en general, suceden antes de que la mujer sepa que está embarazada.

Es por esto que resulta de suma importancia que todas las mujeres en edad fértil tomen la cantidad necesaria de ácido fólico, no sólo aquellas que están buscando quedar embarazadas. ¡Y es que únicamente el 50% de los embarazos son planificados! Por lo que cualquier mujer que pueda quedar embarazada debe asegurarse de tomar la cantidad necesaria de ácido fólico.

Además, la suplementación con ácido fólico también puede evitar:

  • Labio leporino.
  • Anemias megaloblásticas en las últimas fases de gestación.
  • Bajo peso del recién nacido.

Y por último, ¡ toma nota!

Incluso con una dieta equilibrada, no es posible alcanzar las necesidades de ácido fólico durante el embarazo, por lo que es necesario ingerir suplementos o alimentos enriquecidos con esta vitamina (hígado, legumbres, acelgas, espinacas, platanos, naranjas, fresas o frutos secos).vegetales


Compartir

Preparándote para la Lactancia Materna.

 

La Lactancia Materna, además de ser uno de los mayores actos de amor entre madre e hijo y una forma más de prolongar el vínculo afectivo, es considerada, desde el punto de vista nutricional, la mejor opción para alimentar a tu bebé.

Lactancia Materna

Mientras ambos disfrutáis de la lactancia materna, tu cuerpo también se beneficia, ya que la liberación de la hormona oxitocina ayuda a que el útero vuelva a su tamaño normal disminuyendo el riesgo de hemorragias postparto. Y por si te parecían pocas ventajas, previene enfermedades futuras como el cáncer de mama y la osteoporosis.

Por todo esto, desde Comat Matronas te recomendamos que durante todo el período de gestación, centres parte de tu esfuerzo por aprender sobre la maternidad en prepararte para la lactancia, del mismo modo que te preparas para el parto.

¿Cómo hacerlo? Es sencillo. ¡Tan sólo sigue estos 15 interesantísimos consejos de Espacio Lactancia!

1. Lee todo lo que puedas sobre lactancia materna. Los libros del Dr. Carlos González son una magnífica fuente de información de la que podrás aprender mucho.

2. Busca y acude a un grupo de apoyo de tu zona. Es importante ir para observar cómo se da el pecho y tener a una asesora/monitora de referencia a la que puedas contactar si después del nacimiento de tu bebé tienes dificultades.

3. Elabora una lista de dudas, miedos, mitos…, e intenta ir encontrando respuestas a todas ellas.

4. Infórmate de las señales de hambre del bebé, conocerlas te permitirá adelantarte a la demanda de tu bebé y estará más tranquilo y no llorará tanto.

5. Planifica la llegada de tu bebé: cuanto más respetado sea el parto mejor va a ser el inicio de la lactancia. Pide que tras el nacimiento tu bebé sea colocado sobre tu pecho y deja claro que no quieres que os separen, que tu bebé no va usar chupete y que si es necesario darle leche artificial o leche materna extraída eviten el biberón.

6. Infórmate de dónde puedes adquirir productos relacionados con la lactancia materna: sacaleches, botes de conservación, portabebés, etc...Puede ser que no los necesites pero es importante que tengas claro dónde conseguirlos si te hacen falta.

7. Una vez hayas parido disfruta de la experiencia de tener a tu bebé en contacto piel con piel y permitir que realice movimientos de búsqueda y se agarre al pecho el solo.

8. Si te duele pide ayuda, esperar no mejora el dolor.

9. Intenta reducir las visitas al hospital durante los primeros días, es importante que podáis disfrutar de intimidad para que puedas dar el pecho sin ser observada, ni oyendo comentarios. Así te vas a sentir más segura con el manejo de la lactancia.

10. Los bebés pierden peso los primeros tres días de vida, al quinto deberían empezar a ganar peso y lo deberían recuperar entorno a los 10-15 días.

11. No es necesario que peses a tu bebé cada día, para saber que todo va bien sus deposiciones pueden ser de gran ayuda: a partir del quinto día de vida deben hacer más de dos deposiciones del tamaño de una cuchara sopera, y de color mostaza. Los pipís tienen que ser claros y no dejar manchas oscuras o rosas en el pañal. Si tu bebé sólo toma pecho y no hace caca o tiene manchas rosas en el pañal, pide ayuda.

12. La lactancia materna funciona a demanda, siempre y cuando el bebé no sea prematuro, no esté enfermo y haya perdido demasiado peso, en ese caso la madre marcará la demanda para que el bebé haga entre 8 a 12 tomas en 24h.

13. La lactancia también es a demanda de la madre, si tienes el pecho lleno y un bebé dormilón, toca despertarle.

14. Pide ayuda a tu pareja y a tu familia. Déjate cuidar, así tu podrás ocuparte de tu bebé con más tranquilidad.

15. A amamantar se aprende, es un proceso maravilloso de confianza, una montaña rusa de sensaciones.

Y ahora, ¡déjate llevar y disfruta!


Compartir