ComatMatronas

Pilates y ejercicio físico en el embarazo y el postparto: Entrevistamos a Mireya Irurzun

A lo largo de las últimas semanas hemos querido que nos sintáis un poco más cerca, y con este objetivo es con el que hemos organizado los directos que cada semana celebramos desde nuestro perfil de Instagram. A nuestro lado ha estado en tres de las conexiones nuestra compañera Mireya Irurzun para practicar Pilates ¡Muchísimas gracias Mireya por tu tiempo y dedicación!

Hoy conversamos con ella acerca de la actividad física durante el embarazo y tras el parto. Mireya es licenciada en Pedagogía de la Danza, y experta universitaria en Pilates Terapéutico. Vinculada desde muy pequeñita a distintas técnicas y expresiones del movimiento, fue bailarina profesional durante siete años. Comenzó en el mundo del fitness en 2004, encontrando en el Pilates una manera de transferir y fusionar sus conocimientos.

En 2014 comienza su especialización en actividad física en el embarazo y el postparto. Con más de 10 años de dedicación a la docencia y trabajando como entrenadora personal en equipos multidisciplinares con fisioterapeutas y osteópatas, desde 2016 es directora y entrenadora en Studio de Pilates Mireya Irurzun, y desde 2018 colabora con Comat Matronas en las sesiones de educación maternal.

Comencemos por una de las cuestiones que más inquietan a las mamás: ¿Podemos practicar deporte durante el embarazo?

Durante el embarazo, si no hay ninguna contraindicación médica, y si anteriormente estábamos ya realizando actividad física, podemos continuar adaptando el trabajo a la nueva etapa que estamos viviendo.

Ahora, si éramos personas sedentarias, es decir, no realizábamos ningún tipo de actividad física antes del embarazo, pues no habría ningún inconveniente en comenzar a practicar ejercicio, siempre que lo adaptemos a cómo nos encontremos en ese momento, y por supuesto, contemos con el visto bueno del profesional que nos esté haciendo el seguimiento del embarazo.

Y tras dar a luz a nuestro bebé ¿cuándo podemos retomar la actividad?

En el postparto -depende- porque cada parto es un mundo. Lo primero que tenemos que observar es qué tipo de parto hemos tenido; luego, debemos contar con una valoración de un profesional porque son muchos los problemas de suelo pélvico que aparecen en casos en los que se retomó la actividad cuando esa valoración por parte de un profesional, nunca tuvo lugar.

Una vez contamos con la valoración de un profesional, dependerá del resultado que empecemos la actividad física antes o después. Con una cesárea por ejemplo, se recomienda esperar un mínimo de tres meses. En el caso de un parto vaginal sin ningún tipo de complicación, podríamos comenzar después de la cuarentena, y si observamos que ya no estamos manchando -pero insisto- siempre contando con una valoración de un profesional experto en la materia porque a la larga lo que creemos que puede estar siendo un beneficio, termina por perjudicarnos. Así que mi recomendación principal, valoración por un profesional, y luego seguir sus consejos.

En concreto y para tu especialidad, como es el Pilates, si nunca hemos tenido un acercamiento a este tipo de entrenamiento ¿necesitamos de experiencia previa para practicarlo durante el embarazo?

No es necesario contar con experiencia previa; lo que sí es importante es que el profesional que nos imparte la actividad tenga conocimiento de las adaptaciones que debe hacer para cada persona y estado. En el embarazo, por ejemplo, trabajamos en dos etapas bien diferenciadas. La primera transcurre hasta la semana 30, y de ahí en adelante, dirigimos toda la actividad a lo que es el momento del parto.

De cara al gran día, como es el parto ¿qué beneficios en concreto nos reporta la práctica de pilates durante el embarazo?

Las recomendaciones durante el embarazo es de 150 minutos a la semana de actividad física, y dentro de esa actividad debemos distinguir entre ejercicios de higiene postural, trabajo de transverso y suelo pélvico, trabajo cardiovascular, fuerza y flexibilidad y estiramientos. El pilates -en concreto- cubre muchísimos de esos apartados, excepto el cardiovascular que lo podemos cubrir saliendo a caminar.

La higiene postural con la práctica de pilates se trabaja muchísimo y es súper importante debido a los cambios que experimentamos; por ejemplo el cambio que experimentamos en el aumento de las mamas, hace que los hombros caigan hacia adelante; por el peso del útero, se genera muchísima más curvatura en la zona lumbar, y aparecen los dolores lumbociáticos… Todo esto lo minimizamos con la práctica de pilates.

Luego, la activación del suelo pélvico y el transverso, es otro de los numerosos beneficios. Los abdominales durante el embarazo están desaconsejados, entonces ¿qué es lo que ocurre? Que las mujeres dejamos de trabajar el abdomen, y el transverso es el músculo más grande del abdomen, y en el momento de los pujos es súper importante. Para trabajar esa musculatura es para lo que nos servirá también la práctica de pilates, pues ese músculo nos ayudará a empujar al bebé para salir.

Con la activación del suelo pélvico creamos una contracción inconsciente de la faja abdominal, es decir, del transverso, y lo que hacemos es fortalecer esa área, y aquí es donde hacemos más hincapié en aquellas sesiones que tienen lugar durante los primeros meses de embarazo.

Luego, los estiramientos son también fundamentales. A partir de la octava semana empezamos a generar relaxina, lo que hace que estemos mucho más flexibles, y nuestras articulaciones puedan expandirse un poquito más. Si forzamos demasiado la parte lumbopélvica, lo que vamos a hacer es crear mucha inestabilidad en esa zona, ocasionando molestias comunes en el embarazo como la lumbociática, lumbalgia… Pues para prevenir todo este tipo de dolencias, el pilates puede ayudarnos muchísimo.

Para terminar Mireya, me gustaría que nos hablaras un poquito acerca de los abdominales hipopresivos, en qué consisten exactamente y cuáles son sus beneficios.

El trabajo hipopresivo lo podemos dividir en dos partes, la parte física, y  la que tiene que ver con la respiración. En concreto, y para la respiración, trabajamos con una apnea exhalatoria, es decir, nos quedamos sin nada de aire, y sin respirar, durante un tiempo determinado -por ejemplo 10 segundos- pero ésto dependerá de la condición física de cada persona. Entre sus múltiples beneficios, nos ayuda a proteger los órganos que se encuentran en esta zona.

Si queréis saber más acerca de cualquiera de estos ejercicios y técnicas, encuentras a Mireya Irurzun en su Studio de Pilates Mireya Irurzun en Córdoba en calle Francisco Rabal s/n. Este lunes, 1 de junio de 2020, reanuda la actividad siguiendo todas las recomendaciones y protocolos de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.