ComatMatronas

El primer regalo de vida: La importancia del desarrollo motor del bebé

Todo cuanto tiene vida se manifiesta a través del movimiento, una condición intrínseca e inseparable de la mayoría de los seres vivos. En el caso concreto del ser humano, sabemos que a medida que crecemos, adquirimos mayor autonomía; un acontecimiento en la etapa de nuestra niñez que nos permite establecer una nueva relación con el ambiente que nos rodea. Se nos brinda así el orden espacial.

Y es que desde los primeros meses de vida, el bebé comienza a interiorizar términos como la profundidad, la altura, la distancia, el adelante, el atrás, el arriba, el abajo, la derecha, la izquierda… En su interacción con el ambiente, el niño adquiere la percepción de su propio cuerpo posicionado en el espacio, y lo aprende a través de los sentidos y con todo su cuerpo.

Para que nuestra hija, para que nuestro hijo, pueda por tanto orientarse, necesita aprender a modelar sus propios gestos en relación con los objetos, los sujetos y el espacio a su alrededor, para lo que necesitará en los primeros años de vida, de una gran actividad muscular. Las restricciones físicas, por tanto, pueden suponer verdaderas frustraciones para su desarrollo. Y es por eso que siempre nos gusta insistir en la importancia del movimiento libre del bebé.

Ahora, para que ese aprendizaje se produzca de manera natural, debemos observar la estructura ósea del bebé tras el parto, así como el sistema de membranas (las meninges), que tiene una repercusión directa sobre el sistema nervioso central (que a su vez controla la función del resto de aparatos y sistemas) y el sistema endocrino/hormonal. Y es que como le hemos escuchado en más de una ocasión a nuestro compañero Manuel Raigónse vive como se nace”.

Por eso hoy, desde Comat Matronas, queremos hablaros del primer regalo de vida. Es el nombre que desde el Centro de Fisioterapia y Método Poyet Manuel Raigón, le dan a la sesión de revisión postnatal que hace nuestro compañero a los bebés con el objetivo de normalizar la función de su estructura osteoarticular, evitando que haya estorbos para que el programa de desarrollo motor se de con normalidad.

El primer regalo de vida es una sesión que se realiza con técnicas completamente indoloras y seguras, y que se puede realizar desde el primer día de vida. La duración es de aproximadamente una hora y las personas que acompañan al bebé están con él en todo momento.

Una sesión que ahora también puedes regalar a algún familiar y/o amigo/amiga gracias a las tarjetas regalo que Manuel ha puesto a vuestra disposición en su centro de fisioterapia en Fernán Núñez, una iniciativa que desde Comat Matronas aplaudimos. Y es que en este año especialmente singular ¿Qué mejor que regalar salud?

Si quieres profundizar más acerca del desarrollo motor del bebé, compartimos un directo muy especial con nuestro compañero Manuel y que puedes ver en este link de nuestro perfil de intagram. Y para más información acerca de esta sesión tan especial, te invitamos a visitar su página web fisiopoyet.com ¡Nosotras nos vemos en el próximo post!

Carla Peña. Periodista. Directora de Comunicación de Comat Matronas. Fundadora de earlychildfood.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.