ComatMatronas

El ahogamiento secundario

Llega el verano y son muchos los niños que están permanentemente en contacto con el agua. Sin embargo, no debemos olvidar que es durante esta época estival cuando fallecen alrededor de 5.000 menores en toda Europa precisamente por ahogamiento. Hoy en Comat Matronas queremos hablarte sobre el ahogamiento, pero en este caso sobre uno mucho menos conocido, sobre el ahogamiento secundario.

ahogamiento secundario

¿Qué es?

Es una situación de dificultad respiratoria que se produce entre los 15 minutos y las 72 horas posteriores a la inhalación de agua por inmersión. Aunque es cierto que puede darse a cualquier edad, el riesgo es mayor cuanto menor es el afectado.

El ahogamiento secundario se produce cuando el agua que se introduce en los pulmones se queda estancada. Esta acumulación de líquido se llama edema pulmonar y causa dificultad para respirar o una respiración acelerada.

¿Cómo identificarlo?

La mejor forma de identificarlo es permanecer atento a estos síntomas, si ha habido una inmersión previa o un semi-ahogamiento:

  • Dificultad para respirar.
  • Somnolencia inusual.
  • Tos intensa y repetida.
  • Vómitos.
  • Mayor irritabilidad.
  • Cansancio excesivo, lo que podría indicar que el cerebro no está recibiendo suficiente oxígeno.
  • Dolor de pecho.

ahogamiento secundario

¿Cómo prevenirlo?

La mejor forma de prevenir cualquier tipo de ahogamiento son las clases de natación, si la edad del niño lo permite, y por supuesto la supervisión permanente por parte de un adulto.

Si el niño ha sufrido un semi-ahogamiento, es conveniente asistir con él a un centro médico aunque se haya recuperado del mismo, para que se confirme que no ha sido más que un simple trago de agua y se eviten posteriores lesiones.

Haciendo clic aquí podrás leer la experiencia de una madre que pasó por ello.

Y recuerda este dato: una mejor vigilancia evitaría 8 de cada 10 ahogamientos en niños.

¿Qué hacer si sospechamos que existe ahogamiento secundario?

Si observamos cualquiera de los síntomas mencionados más arriba u otro que nos lleve a pensar que existe ahogamiento secundario, debemos llevar al afectado de inmediato al hospital más cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.